Software over the rainbow

desearch and revelopment

Lo Bueno De Vivir en Esta Ciudad Es…

…que ahora las agendas de conciertos de las revistas me sirven para algo. Anoche pude ver en directo a mi venerado Prefuse 73 en la sala Bikini y más tarde a Four Tet en la sala Apolo.

El primer concierto era el más esperado y… Si la alineación prometía al principio (un batería, un comodín que alternaba entre segundo batería y samplers , bajista, dj, y don scott herren), el sonido poco cuidado y una motivación dudosa (parecía que tenían prisa por irse al otro concierto) lo dejaron en una hora con unos pocos grandes momentos – For some but not for me, I got no time for Rearviews y alguna más – y otros poco dignos de un músico de su relevancia. Me quedé con ganas de más.

De Four tet esperaba menos. No conozco mucho su discografía a pesar de que se mueve en ámbitos sonoros familiares. Empezó con fuerza, alternando generosas dosis de ruidismo con beats impecables y supo mantener la tensión musical durante dos o tres temas. Luego bajó el tono (y el interés) y se quedó entre lo correcto y lo predecible. La expectación de si recuperaría el pulso no pudo con el cansancio y no pude verlo terminar.

De la experiencia me quedo con la agradable sensación de que los conciertos de electrónica pueden ser (y por fin están siendo) algo más que un informático mirando abstraido su portátil y con las geniales proyecciones vectoriales (mostraban manipulación de la de ratón sobre los gráficos) de No-Domain sobre el segundo concierto.

Ah, si, es Barcelona.